Este pasado fin de semana realizamos la práctica de capitanes y patrones.

El pasado viernes nos embarcamos de nuevo en una práctica con los alumnos que se están sacando el curso de Patrón de Yate y el Capitán de Yate.

Hacia las 16.30h salimos desde Valencia rumbo a las siempre maravillosas Islas Columbretes. Este primer tramo de nuestra travesía se caracterizó por un viento muy suave que nos obligó incluso a encender motor.

Sobre las 4h de la madrugada del sábado, tras unas 60 millas de navegación, rodeamos las Islas Columbretes. Y a las 7h de la mañana empezó a amanecer y, entonces, vivimos uno de los momentos más especiales de estas prácticas: avistamos una ballena y varios delfines.

Es habitual ver delfines cuando navegas por el Mediterráneo, pero no es tan común ver ballenas y para nuestro profesor y nuestros alumnos fue su primera vez. ¡Así que os podéis imaginar la emoción del momento!

El resto de la mañana el mar estaba en calma y el cielo muy despejado, con lo que se dieron las condiciones perfectas para explicar a los futuros capitanes el uso del sextante.

A lo largo del fin de semana también practicamos otros conceptos como la planificación de una singladura de navegación en altura, la programación de las guardias diurnas y nocturnas, la organización del material que llevamos en el barco o una práctica de nudos que se pueden hacer para hacer frente a desperfectos y roturas, entre otros muchos ejercicios.

Tras una breve paradita en Ibiza, el sábado por la tarde tomamos rumbo a Cullera. En este tramo de la travesía el viento sopló fuerte del noreste y posteriormente roló a poniente. El domingo de madrugada las rachas alcanzaron los 18-20 nudos, así que bajamos mayor y navegamos con el foque.

Y, después de hacer una breve parada en Cullera, nos dirigimos ya de vuelta a Valencia.

En definitiva, ha sido un fin de semana muy dinámico, en el que las variaciones en la climatología nos permitieron practicar todo tipo de ejercicios.